Seleccionar página
¿Qué es el CoolSculpting®?

En la Clínica Robega contamos con un revolucionario tratamiento estético no invasivo, el CoolSculpting®, capaz de eliminar la grasa localizada sin necesidad de cirugía ni tiempo de reposo. Considerado como una firme alternativa a la liposucción, avalado por años de investigación y evidencias científicas, con más de 6 millones de tratamiento realizados en todo el mundo y con un alto grado de satisfacción por parte de los pacientes.

CoolSculpting® es el único sistema aprobado por la FDA para el tratamiento de reducción de grasa sin cirugía, que emplea frío controlado para eliminar de manera definitiva hasta un 27%, en una sola sesión, la grasa localizada que tanto nos incomoda y que persiste a pesar de todos los esfuerzos realizados con dieta y ejercicio.

¿Cómo funciona?

Las células grasas son, por naturaleza, más vulnerables al efecto del enfriamiento que otros tejidos adyacentes, y por lo tanto, pueden ser eliminadas mediante el frío sin dañar la piel. La tecnología de enfriamiento (criolipólisis) de CoolSculpting® adapta la temperatura aplicada a cada paciente de forma personalizada hasta un máximo de -11º. Con este frío, los adipocitos tratados se cristalizan y entran en una secuencia de muerte natural, donde el cuerpo los va a eliminar gradualmente en las siguientes semanas, a través del sistema linfático, como parte de un proceso metabólico normal del organismo.

¿Qué zonas se pueden tratar?

El protocolo de CoolSculpting® tiene como objetivo moldear el cuerpo, eliminando los acúmulos de grasa localizada (no es un tratamiento de reducción de peso), indicado especialmente para tratar zonas corporales como abdomen, flancos, laterales de la espalda, región superior de los brazos, cartucheras, cara interna de muslos, nalgas, pecho (hombres) o papada.

¿Cuándo veo los resultados y cuánto duran?

El efecto se observa habitualmente a partir del tercer día post tratamiento y tiene una duración aproximada de 4-6 meses.