Seleccionar página
¿Qué es la escleroterapia?

La esclerosis de varices es un procedimiento médico ambulatorio, mínimamente invasivo, que consiste en inyectar una solución en la vena varicosa, produciendo el cierre de esta y su desaparición con el tiempo.

¿Para qué se utiliza la escleroterapia?

Se emplea para mejorar la apariencia estética de las venas varicosas y arañas vasculares, como así también para aliviar síntomas asociados tales como dolor, quemazón, hinchazón y calambre nocturno.

¿Cómo se lleva a cabo el procedimiento?

Se utiliza una aguja muy fina y delgada para inyectar la solución esclerosante estéril en las venas patológicas. A veces puede utilizarse una versión en espuma de esta solución, sobre todo cuando la vena varicosa es más grande, ya que la espuma tiende a cubrir una superficie mayor que el líquido.

En general se demora unos 30 minutos por sesión, y se puede continuar con las actividades diarias sin necesidad de reposo.

¿Cuándo se observan los resultados?

En el momento inmediato se puede apreciar como desaparecen las arañas vasculares y varices pequeñas; el período de máxima efectividad se sitúa entre las 3 y 6 semanas. Las varices más grandes pueden requerir de tres a cuatro meses. Sin embargo, se necesitan varias sesiones para lograr resultados óptimos.

Las varices que responden al tratamiento generalmente no vuelven a aparecer, pero podrían aparecer nuevas, ya que ésta es una patología crónica que debe ser controlada anual o bianual.

¿Cuáles son los cuidados post tratamiento?
  • Usar medias compresivas, al menos durante 3 días después de cada una de las sesiones.
  • Evitar la exposición solar directa en las áreas tratadas, ya que se pueden generar manchas.
  • Evitar baños muy calientes, compresas o toallas calientes, hidromasajes o saunas.